Varios

El reencuentro: No sin mi traductor

22 septiembre, 2017

 

Dice la fotografía que he elegido para encabezar esta entrada que «Ningún reencuentro es coincidencia», y qué cierto es.

La palabra reencuentro está formada por el prefijo re-, que indica repetición, y el sustantivo encuentro en su acepción de unión o coincidencia entre dos personas. Y eso es esta entrada, de nuevo tú y yo, otra vez estoy contigo mi querido lector (qué poética yo).

Y no, no es coincidencia, no. Si nos estamos reencontrando es porque te gusto, porque quieres leerme, porque has echado de menos mis palabritas. Claro que no es una coincidencia, ¡vamos! Yo me reencuentro contigo porque quiero estar aquí, porque he luchado por continuar lo que empecé, porque me sigue encantando escribir y porque sigo amando la traducción, y esta sigue siendo, si cabe ahora con más fuerza, mi voz y mi vía de escape.

¿Coincidencia? ¡Lo nuestro es totalmente buscado!

Nos gustamos.

Y, aunque espero que no haya muchos más reencuentros ya que eso significará que te he tenido que abandonar otra vez, si lo hay, que sea así de bueno, que tenga estas ganas tan grandes de volver a escribir para ti y esta ilusión tan tremenda por seguir entreteniéndote de vez en cuando.

Después de un larguísimo verano que comenzó con una tormenta y acabó con un mar de alegrías, llega el momento de volver a la carga. Que conste que intenté volver antes, pero mi página había desaparecido. Y claro, aquí la servidora no se quiere concienciar de que es traductora y no informática y de que toqueteando y toqueteando no se hace otra cosa que complicar más la historia. Pues bien, después de muchos sudores, aquí estoy de nuevo.

Así que esta es mi revuelta, pero no en el sentido de revolución, no, esta es mi segunda y definitiva vuelta.

Como siempre, nos vemos, bueno, nos leemos pronto.

Pasa un buen fin de semana.

No sin mi traductor @NSMtraductor

(Estos somos nosotros dos, mi lector y yo, ¡qué bonito!)

You Might Also Like