Traducción Uncategorized

Tú lo haces en un momento

30 octubre, 2017

– Me podías hacer un favor.

– Dime.

– Tengo aquí una cosa, a ver si me la puedes pasar al inglés, que tú lo haces en un momento y yo me voy a tirar toda la tarde.

Eh… Vamos a ver.

¿En un momento?

Jartita estoy ya del “un momento“.

La gente es que no lo entiende.

Yo traduzco, tú conduces un autobús, el otro es Policía, el padre de Juan albañil y el mío ascensorista.

¿Lo entendemos ahora?

De otra forma.

– Juan, dile a tu padre que a ver si puede pasarse por mi casa, que quiero arreglar el patio.

– Vale. ¿Qué quieres hacer?

– Pues lo quiero solar y hacer unos muritos. Quiero que me deje un huequito para poner flores.

– Vale perfecto. Te doy su teléfono y se lo comentas.

(Estoy hablando con Pepe, el padre de Juan)

– María, ya me ha comentado Juan lo de tu patio. Tardaría más o menos 20 días, que estoy yo solo. La obra, sin contar los materiales que quieras poner en el suelo serían 3 000 €, ¿qué te parece?

– ¿3 000 qué? ¡Pero qué dices, hombre! Si eso no es nada para ti, eso lo haces tú en un momento. Nada, nada, déjalo. Si yo te llamaba por si me hacías el favor de hacerlo en un momento, como favor vamos (sin cobrar, vamos, esto último no se lo digo).

¿Os parece bonito?

Pepe es albañil y cobra por ello. Se ha pasado toda la vida trabajando y es un experto. Si no quieres pagar, no llames a Pepe. Hazlo tú.

Pues lo mío es lo mismo, oye.

Aviso a navegantes: que yo hago todos los favores que haga falta, que ya se sabe como es María.

Lo que quiero es que se nos valore.

Que mi profesión es esa: soy Traductora. Sí, así. Ni profesora de inglés, ni escritora, ni nada. T-R-A-D-U-C-T-O-R-A

Que he estudiado para ello y sigo formándome y que sí, que te hago todos los favores que quieras, pero que tengas en cuenta mi trabajo. Que yo eso que tú llamas momentillo, no lo veo como tal. Que como esa es mi profesión, me tomo mi tiempo y pongo todo mi empeño para entregártelo lo más perfecto posible, que no es que sepa inglés y ya está. No.

Que ese «eso no es nada», «eso lo haces tú en un plisplás» yo lo considero como un trabajo más, tú eres uno más de mis clientes. Es decir, hay mucho trabajo, esfuerzo y satisfacción después si todo te sale bien.

Ese, ese «momentillo» es mi día a día.

You Might Also Like