Traducción

Oda al traductor: José Miguel de Azaola (una más)

6 octubre, 2017

 

traducción: la frase de hoy

Así defino hoy la labor del traductor.

Me he acordado de José Miguel de Azaola (de nuevo) y de su traducción Cuentos en verso para niños perversos. 

Claro que sí. Por supuesto que sin la originalidad de Roal Dahl y sin su maestría, no habría existido el traductor ni su obra de arte.

Pero esta oda es al traductor.

No creo que quepa una mejor traducción para esa obra.

La ironía: transmitida al 100 %.

El contexto: perfectamente comprendido y plasmado.

Metaficción, intertextualidad y anacronismos: todos, no falta ni uno.

No se puede hacer mejor.

Pero ahí estaba él para que nosotros, los hispanohablantes, lo entendiéramos todo mejor.

Para ponerse el corsé y quitarse las braguitas:

Once more the maiden’s eyelid flockers.
She draws the pistol from her knickers.
Once more, she hits the vital spot,
And kills him with a single shot.
Pero Caperucita, ahora de pie,
volvió a sacarse el arma del corsé
y alcanzó al Lobo en punto tan vital
que la lesión le resultó fatal.
Para situarnos en Brasil y no en España:
Then added with a frightful leer, 
“I’m therefore going to wait right here
Till Little Miss Red Riding Hood
Comes home from walking in the wood.
¡Esperaré sentado hasta que vuelva
Caperucita Roja de la Selva!
que así llamaba al Bosque la alimaña,
creyéndose en Brasil y no en España.
Y es que es así, lo que realmente yo he leído es su voz, la del traductor. Fiel, supuestamente, al autor y a sus circunstancias, sí.

Pero al traductor.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply